Tratamiento terciario E.D.A.R. – Ultrafiltración por membranas

El objetivo principal del proyecto se centra en mejorar la calidad del agua de manera que sea apta para su reutilización. De esta manera se logrará minimizar la utilización de agua potable procedente de la red general.

El tratamiento tiene una capacidad de 2.000 m3/día, ampliable hasta 4.000 m3/día. El agua de alimentación se tratará para producir una agua filtrada con una turbidez por debajo de 0,1 NTU. Se puede lograr la eliminación de bacterias y protozoos con Log 4 (99.99%) de reducción y valores de SDI por debajo de 3 con este sistema de ultrafiltración.

La línea de tratamiento ejecutada por VITAQUA consiste en primer lugar en un bombeo que toma agua del tanque de cloración de salida existente de la E.D.A.R. Posteriormente se realiza una prefiltración mediante tamices de malla autolimpiantes de caudal máximo 100 m3/h y 500 μm de luz de paso.

A continuación el agua pasa por un sistema de ultrafiltración por membranas confinadas, a presión y de fibra hueca. El proceso utiliza membranas de PVDF hidrofílicas con un tamaño de poro de 0,04–0,1 μm.

Por último, se realiza una desinfección mediante rayos UV y tras ésta, el agua es enviada a un aljibe, desde el cual se puede impulsar a los puntos de consumo.

Para controlar el ensuciamiento de las membranas y garantizar un rendimiento óptimo de las mismas se incorpora un sistema de retrolavado de baja presión con aire y un sistema de limpieza química (CIP) que con una baja concentración de hipoclorito (300 mg/l) elimina la contaminación orgánica. Con ese proceso se recupera la presión transmembrana (TMP).

El tratamiento terciario permitirá usar agua depurada para baldear calles y regar un campo de golf y zonas verdes de la ciudad.

#NuestroPlanetaNuestroLegado

Puedes seguirnos en nuestras redes sociales aquí y si quieres más información puedes contactarnos aquí