Vitaqua: Plantas compactas VIT – Prefabricado de hormigón armado

En  poblaciones de entre 50 y 2.000 habitantes es habitual la utilización de depuradoras. Para su fabricación hay tres materiales frecuentes: el poliéster reforzado de fibra de vidrio, el acero al carbono y el prefabricado de hormigón armado.

Desde nuestros inicios a principios de la década de los ochenta, en VITAQUA apostamos por integrar la fabricación de los distintos elementos que forman nuestras depuradoras.

Fabricamos desde equipos específicos para el tratamiento de aguas; integrando el diseño y la programación del autómata de la depuradora y el montaje del propio cuadro eléctrico; hasta la fabricación de los depósitos que utilizamos para las distintas fases de la depuración y/o la potabilización de aguas.

Son múltiples los factores por lo cuales fabricamos y trabajamos con depuradoras modulares de prefabricado de hormigón armado. En el presente video, podemos observar unos cuantos ejemplos de variables que favorecen la utilización del prefabricado de hormigón armado en comparación con el PRFV o el acero al carbono:

1.- Durabilidad:

En primer lugar, el primer factor diferenciador entre estos materiales es la durabilidad del material.  Los materiales plásticos o el propio acero al carbono sufren un desgaste mucho mayor que el hormigón armado.

2.- Resistencia:

Es importante tener en cuenta la presión del terreno a la depuradora. Hay ocasiones que incluso puede ser necesaria la circulación de vehículos por encima de la planta. Por este motivo, el prefabricado de hormigón armado vuelve a ser preferible frente a los materiales.

3.- Puesta en obra:

La facilidad en la puesta en obra del prefabricado de hormigón armado en comparación con materiales como el PRFV lo hace nuevamente preferible. Como se puede apreciar en el video pasamos de 4 pasos sencillos, sin riesgo de rotura del depósito a 11 pasos en los cuales, existe la posibilidad de dañar el depósito.

4.-Flotación por nivel freático elevado:

Uno de los motivos por los cuales los depósitos de materiales plásticos como el PRFV o el acero al carbono sufren aplastamientos del terreno es la presencia de un nivel freático elevado, debido al propio terreno o a una pluviometría elevada.

Nuestros depósitos prefabricados de hormigón armado VIT cuentan con un elevado peso propio que hace más controlables los posibles problemas de flotación.

5.- Interferencias en la decantación de fangos:

Cuando se habla de depuradoras compactas de fangos activos, es importante poder realizar la decantación correcta de los aguas. La ligera estructura de separación entre el reactor de aireación y el de decantación en las depuradoras de PRFV o de acero al carbono provoca que en el momento de aireación del reactor se produzcan vibraciones que hacen que la decantación de los fangos no sea la adecuada.

Las depuradoras prefabricadas de hormigón armado VIT eliminan estas interferencias y aseguran una correcta decantación de fangos.

6.- Accesibilidad a los depósitos:

Otro factor a tener en cuenta es la posibilidad de acceso a los depósitos, una vez se finaliza la obra y la depuradora entra en funcionamiento. La fragilidad de los materiales plásticos o del acero al carbono, no permite vaciarlos, por lo que su acceso para tareas de mantenimiento, conservación o revisión se complica de suma manera. Por lo  contrario las líneas de tratamiento con prefabricado de hormigón armado VIT, permiten independizar líneas o depósitos, vaciarlos y acceder para las tareas de mantenimiento que sean necesarias.

7.- Posibilidad de protección química:

En el diseño de plantas de tratamiento de aguas residuales industriales, con pH abrasivos, se hace recomendable la aplicación de tratamientos de protección química.

8.- Altura de decantación de 4 metros:

La altura de decantación óptima se considera de 4 metros. Al trabajar con prefabricados de hormigón armado se pueden llegar a esta altura decantación, mientras que en los depósitos habituales en PRFV o acero al carbono son de 2,5 metros o como máximo de 3 metros.

9.- No utilización de materiales plásticos:

Nuestras depuradoras minimizan el uso de materiales plásticos como el PRFV. De hecho, incluso cuando trabajamos con la línea de tratamiento de lechos de contacto BIOIFLT®, utilizamos PVC reciclado con el objetivo de minimizar el impacto de la producción y el uso del plástico en el medioambiente. 

Hay otros factores, como por ejemplo el impacto que tienen las posibles corrientes telúricas en los depósitos de acero al carbono, pero estos son las principales variables que hacen que sea recomendable trabajar con depósitos prefabricados de hormigón armado en sustitución a los depósitos de materiales plásticos o de acero al carbono para depuradoras de poblaciones de entre 50 y 2.000 habitantes.

Puedes seguirnos en nuestras redes sociales aquí y si quieres más información puedes contactarnos aquí