Obras realizadas: Estación Depuradora de Aguas Residuales – Aeropuerto

La EDAR, de reciente construcción, trata las aguas residuales procedentes de un aeropuerto. Las aguas tratadas son empleadas para el riego de las zonas ajardinadas de toda la infraestructura aeroportuaria.

Con la finalidad de adecuar las aguas a la reutilización prevista, se proyectó la nueva Estación de Depuración de Aguas Residuales (EDAR) con varias fases de tratamiento.

En primer lugar, para retirar los sólidos mayores, las arenas y los flotantes que pudieran llegar, se procede al tamizado, desarenado y desengrasado de las aguas empleando una planta de pretratamiento compacta.

A continuación, las aguas pasarán por un recinto de homogeneización para laminar las cargas de contaminación y de caudal que pudieran llegar.

Tras esta homogenización se procede a realizar un tamizado de afino, previo al tratamiento biológico.

El tratamiento biológico se lleva a cabo en un recinto aireado y agitado, disponiendo a la vez de un recinto anóxico para desnitrificar las aguas.

Finalmente, las aguas serán filtradas en un reactor MBR con membranas planas sumergidas de ultrafiltración, para poder ser impulsadas al depósito de acumulación de agua tratada.

Paralelamente a la línea de tratamiento principal se realiza una gestión de los lodos producidos en cada una de las diferentes etapas del proceso, empleando para ello un sistema de deshidratación mediante centrífuga, evitando así verter al medio este fango.


El equipamiento de la planta está dispuesto en una nave cerrada, dotada de un sistema de desodorización biológica mediante lechos de turba.


La nueva EDAR está diseñada para tratar un caudal medio de entre 250 m3/día en primera fase, habiéndose ampliado hasta 600 m3/día con la sencilla inclusión de un nuevo biorreactor de membranas.

Puedes seguirnos en nuestras redes sociales aquí y si quieres más información puedes contactarnos aquí